De G.I. Joe, Social Media y la experiencia de MovieCenter

Del Social Media podríamos decir muchas cosas y estar horas hablando. Como breve introducción solo mencionaría que esto no es otra cosa que el poder de los medios sociales. Y a esto me refiero a los sitios de Internet que no solo informan, sino aquellos donde el usuario participa, comparte, colabora y crea contenido; sobre todo opina y crea valores. Por eso la vieja escuela del marketing está quedando atrás. Hay que replantear; dibujar un nuevo paradigma. El valor de la marca se construye desde su comunidad de usuarios; de sus consumidores.

Un buen ejemplo del poder que tienen los nuevos medios es algo que pasó en Twitter. En esta red social lo central es comunicar en 140 caracteres, pero que está dando lugar a una tendencia que es la comunicación en tiempo real; y de allí las búsquedas con resultados en tiempo real.

Volviendo a lo que pasó, tuvo que ver con la película G.I. Joe: The Rise of Cobra. El film no es tan malo (por lo menos en mi opinión); está lleno de efectos especiales, aunque el guión podía haber sido mejor y el reparto más profesional. Para pasar un rato está bien, sobre todo si se tiene un hijo varón de 4 años fanático de todo lo que dispare o pretenda ser súper héroe.

Esta peli que, como otras hace culto a lo que fueron ídolos de mi generación, la del 80’, tenía un título que seguramente llamaría a las taquillas. Costó casi US$ 200 millones, pero solo logró exhibirse en 4 mil salas del mundo. Recaudó unos US$ 70 millones, incluyendo el merchandasing, que es una de las cosas que más réditos deja.

Qué fue lo que pasó? Primero que Paramount no quiso exhibirla antes, para que la crítica especializada no la destruyera; este tipo de títulos no le gusta mucho a los ojos expertos del cine. Pero eso pasó. Lo que verdaderamente destruyó a G. I. Joe fue la crítica de las masas.  El público no solo vocifereo al salir de las salas, sino que además llevó su rechazo a Twitter.

En la red social lo tweet que hablaban mal de la peli se multiplicaron y luego llegaron los miles de retweet (replicas) de los mensajes originales, de usuarios que ni habían visto a G.I. Joe, pero les bastó lo que dijeron sus pares para estableces una posición y emitir una opinión; basada en la subjetividad pura J.

Pero esto es historia. Quedó la lección y por eso es buena repasarla. Y lo hacía para resaltar lo que la gente de MovieCenter está haciendo con su web: se animó a abrir los comentarios a los usuarios sobre los títulos que está exhibiendo. También permite a los usuarios votar por las pelis y de esa forma hacer ránkings; sus propias taquillas.

Es un juego muy riesgoso, ya que como vimos puede construir o destruir. Por un lado, puede ser un llamador a la red de contactos de cada espectador y a otros que están interesados en ver una película y buscan un comentario similar al que harían; ya no el de un crítico especializado.

Y por otra parte, los comentarios sobre el film podrían ser negativos, y de esa forma afectar la taquilla. De esa forma, Movie Center puede ver como la inversión que hizo sobre esa X película se fue por la alcantarilla.

Otro punto a destacar es que ponga a disposición del usuario herramientas como la compra de entradas; aunque podría explotar más esta pata de e-commerce.

Pero lo más importante de toda esta experiencia, es que tiene la oportunidad de aprender de los gustos de sus usuarios, del comportamiento de estos y generar relaciones que ayuden a mejorar la experiencia.  Creo que la empresa se ha dado cuenta de eso, y lo está haciendo muy bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s