Que no nos preocupe Microsoft

A veces siento mucho amor por Google, y otras no tanto. Y es que estoy del lado de los que todavía no se han dejado seducir del todo. Sí, Google es cool. Es fantástico. Pero sigilosamente está acaparando el mundo. Se lo tilda a Microsoft de monopolista y dueño y señor de las computadoras (cabe recordar que Windows está en el 90% de las PC del mundo). Lo de Google es más grave: su misión es organizar la información del mundo. Para mí es controlarla. Y quien tiene ese poder, puede hacer lo que quiera. Pero, ¿cómo hemos llegado a esto? Muy sencillo: Google ha creado nuevas herramientas o le ha dado la vuelta a las existentes, quebrando paradigmas. Un buen ejemplo es lo que Google acaba de anunciar en su conferencia de desarrolladores. Se trata de lo que presentó como Google Wave.

Reconozco que la idea es más que interesante. Puede resultar repetitivo, y algo ya se viene haciendo. Pero tiene a la gran G en todo esto. Lo que propone ahora es un equipo de colaboradores trabajando en tiempo real sobre los mismos documentos, compartiendo ideas y solucionando problemas. En otras palabras la integración de Google Wave, Gmail con Google Talk, Google Documents y mucho más.
El mucho más. Es aprovechar los llamados servicios de la nube (cloud computing), que son parte de la base tecnológica que permiten la ubicuidad que otorga el estar conectado; el ser un humano on line y no off line como todavía hay muchos mortales. También es aprovechar el clima colaborativo y participativo que han producido las redes sociales. Llámesele Facebook e incluso Twitter.

El video que Google ha compartido trasmite la idea de la palabra onda: algo con lo que todos los miembros interactúan al mismo tiempo, sean documentos, videos, fotografías y mapas, entre otros. Cualquier participante podrá responder en cualquier parte del mensaje, editar y añadir el contenido en cualquier momento del proceso. Además, permitirá volver atrás en la onda para ver quién dijo qué y cuándo.

Google Wave es web 3.0. Es un nuevo paso. Es un nuevo modelo de comunicación y forma de trabajo. Si lo miramos en conjunto con Android (el sistema operativo para celulares) y Chrome (el navegador web), cierra las sospechas de que Google está creando la plataforma en que, seguramente, se basará la informática de los próximos años. Google es el Rey de Internet, pero con esto puede convertirse en el dios supremo y todopoderoso del universo digital. Y, por qué no, del mundo.

Anuncios

Una respuesta a “Que no nos preocupe Microsoft

  1. La diferencia radica en que Microsoft trató de tomar el mundo a la fuerza. Google se lo ganó; le dimos el mundo, le dimos nuestra credibilidad y nos estamos pasando gradualmente a sus recursos, pero solo porque ellos nos mostraron una forma nueva de hacer aplicaciones, y nos gustó. ¿No?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s